Filosofía

Civ & Civ del viñedo a la botella

CIV&CIV considera como valido, aun hoy en día, el objetivo que determinó su origen en 1961:

“otorgar al consumidor la garantía de control total del producto a través de la creación de un proyecto de cadena que va de la cultivación al embotellamiento”.

Saber que los vinos de marca CIV&CIV provienen exclusivamente de uvas producidas en los 2000 viñedos de los socios, localizados en el corazón de las zonas de producción DOC, es la garantía de calidad más importante. Una garantía que solamente pocas de las empresas vitivinícolas italianas pueden ofrecer.